SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Resumen 2011


Del 9 al 13 de febrero, vivac en el Canto.
Gracias a los metros topografiados en esta incursión logramos rebasar la mitica cifra de 100 km de desarrollo en el Sistema Alto del Tejuelo.


Fotos del blog del Canto Encaramado.



Del 1 al 3 de abril. Torca del Río Perdido.
En esta ocasión nos quedamos muy cerca de conseguir la conexión por dos distintos puntos pero no fue posible.



Del 16 al 24 de abril. Gracias a las buenas condiciones climatológicas se decide explorar por el exterior.





Del 18 al 22 de mayo. Torca del Río Perdido.
En esta ocasión conectamos... sonoramente.




Del 1 al 3 de julio. Empiezan los trabajos de desobstrucción en el futuro lugar de conexión.



Del 9 al 17 de julio. Campaña de verano intensa en todo, barro, lluvia, cuevas etc.










Del 28 de septiembre al 2 de octubre.
Se exploro por fuera por dentro y ademas... se conecto.







Del 29 de octubre al 5 de noviembre.
Exploración en Cuatro Meandros, desinstalación de  la vía hasta -300 de la Torca del Río Perdido, desinstalación de la Torca de Bernallán y desobstrucción de la C150.




Del 26 al 27 noviembre. Exploración en la Torca de los Cuatro Meandros.



Y colorín colorado por este año se ha terminado.

martes, 13 de diciembre de 2011

Bioespeleología

Hoy vamos a comentar algo sobre la bioespeleología, es decir, esos bichos raros que nos encontramos en nuestras andanzas por las profundidades y que seguro se quedan muy a gusto cuando abandonamos su habitat.

Primero una breve introducción sobre los nombres que da la ciencia a estos animalejos.

Trogloxenos; se denomina de esta forma a los organismos que viven en las cuevas buscando refugio temporalmente, por ejemplo, osos, cabras, salamandras ... y nosotros también. Por cierto, si son acuáticos se les llama estigoxenos. Cuando nosotros entramos con los neoprenos se nos considera estigoxenos???

Troglofilos; son los que viven tanto dentro como fuera de las cuevas y necesitan de ellas para completar su ciclo de vida. Creo que nosotros tenemos cabida en este grupo ;-). Como no, los acuaticos también tienen su nombre, estigofilos.

Troglobios;  Para mí estos son los verdaderos protagonistas de las profundidades. Son "trogloditas" pues "troglo" viene del griego y significa agujero, caverna, cueva y "dita" que habita. En ellas desarrollan todo su ciclo de vida. Comen y se reproducen en total oscuridad. 

Voy a poner algunos ejemplos que nos hemos encontrado en el Sistema Alto del Tejuelo.

Trogloxeno.

Posiblemente este sea el esqueleto de un tejón. Esto no sería nada peculiar si no fuera porque lo hemos encontrado en medio de una gran sala a una profundidad de 300 m. La entrada más próxima consiste en un pozo de 275 m y para acceder a la base del pozo deberemos trasladarnos más de 100 m pasando por una estrechez severa y ascendiendo un pozo de 12 m.
La pregunta del millón es, ¿como llegó a este lugar?.




Los murciélagos, creo que son los más numerosos. Los hemos encontrado en distintos lugares del sistema,  a distancias y profundidades considerables.
Hemos localizado bastantes restos de ellos en distintos estados de descomposición, incluso algunos petrificados. Creo que algunos se desorientan y terminan perdidos en este intrincado sistema de galerías. No olvidemos que estamos hablando de más de 105 Km de desarrollo.







Troblobios;

Arañas, ¡ahrggggg!. No les tengo mucha simpatia. Creo que tengo un poco de aracnofobia y para colmo me las encuentro en este sistema en cualquier sitio. Son más numerosas de lo que pensamos. Estas que salen en las fotos están a una profundidad de 350 m y alejadas varios kilómetros de las entradas más cercanas. Creo que están emparentadas con las de tipo "opilión".





Quilopodos o para entendernos mejor, ciempiés de las profundidades. Aunque menos que los anteriores, también los he visto en algunos puntos muy alejados de la superficie.



Trichoniscus, ole y ole el nombre de este bicho. Creo que existen muchas variedades trichoniscus voltai, trichoniscus pygmaeus, trichoniscus perezi etc. Esto se lo dejo a los expertos en estos temas que serán los que realmente sepan su nombre completo. Nosotros nos lo encontramos nadando en un pequeño gours y le retratamos para la posteridad.


Si quereis saber más os remito a este pdf que me parece muy, muy completo:

jueves, 1 de diciembre de 2011

Exploración Torca de los Cuatro Meandros


Algunos empiezan a proponerme que cambie el nombre del blog por Cuatro Meandros. Eso ya es difícil pues son tantas las referencias al titulo del blog que me seria complicado cambiarlo pero que sepáis que aquí siempre tendrán cabida todas las exploraciones relevantes o no que efectuemos en la zona de exploración, he dicho ;-)

Antonio nos cuenta sobre la última exploración de Cuatro Meandros y nos adjunta unas fotos espectaculares.


Extracto de mi diario de salidas:

Días: 26.
Lugar: Torca de los Cuatro Meandros, Linto, Miera , Cantabria.
Incidencias: Sobre las 7 de la mañana Carlinguis, Tubi, Laura y yo mismo, nos ponemos en marcha después de dormir en el pórtico de la ermita de San Roque. Disfrutamos de una cómoda subida hasta la entrada de la torca tomando referencias por si a la salida nos visita la niebla. Sobre las 8:30 ya en al entrada nos preparamos disfrutando de las vistas.


Antes de entrar retocamos un poco la cabecera añadiendo un parabolt y después de unos 45 minutos de descenso nos encontramos todos abajo dispuestos a iniciar la exploración.


Hacemos recuento y comprobamos que de todos los informes recopilados sobre el inventario del material de exploración que había en la base de los pozos la peor versión se queda corta ya que solo tenemos una cuerda de 15 y un mosquetón. El resto debe estar en algún lugar de la cueva que desconocemos. Rascando de nuestros equipos y juntando algunos materiales que se suelen echar por si acaso ….reunimos un equipo decente para explorar y nos ponemos manos a la obra.


 Según avanzamos al punto indicado por Coves en el que dejo dos papeles con notas vamos dejando algunas incógnitas. Decidimos localizar el último punto de topo y empezar a topografiar y explorar al mismo tiempo.



Antes de comenzar tenemos un incidente con tintes escatológicos que nos acompañaría todo el día. Un miembro del equipo cuyo nombre omitiremos, que cuenta con antecedentes en la materia y reincide cada vez que puede tiene un apretón. Cualquiera tiene un apretón, pero al tío como le gusta dar la nota al despojarse a toda velocidad de la indumentaria espeleológica en cuestión deja todo manga por hombro y a la manga va a parar precisamente el pastel. Para rematar tiene la ocurrencia de limpiarlo con la braga que lleva al cuello, menos mal que por iniciativa propia abandona esta en algún lugar desconocido. El personal como si se lo olieran, nunca mejor dicho, se pone a explorar como locos lejos de la zona radioactiva y a mi me toca topografiar con el leproso que con cada movimiento del medidor laser para coger lecturas airea la manga a diestro y siniestro. Una vez bautizado para esta salida como el “cagamangas” nos centramos en el trabajo para intentar olvidar el hedor y vamos dibujando y explorando los dos primeros ramales que encontramos dejando algunas incógnitas sin mirar.





 Después de unas seis horas, 300 metros de topografía y de asegurar y desescombrar un sitio de paso, damos por finalizada la jornada. La salida cómoda y limpia da paso a una noche espectacular que pone la guinda a la jornada. Volveremos a por más.
Participantes: Carlinguis, Laura, Tubi y Antonio.