SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

viernes, 29 de junio de 2012

Hormiguero

Al parecer la oferta de trabajo no ha surtido un gran efecto.

Solo se han apuntado dos personas o personajes.

Estos son Antonio y Carlingis, avezados, duchos, experimentados, expertos, diestros, curtidos, acostumbrados, habituados, aguerridos, ejercitados... y se me acabaron los sinónimos del word. Bueno falta el de tíos "cojonudos" en esto de la espeleología.

Salida Sima de la Cornisa -1500 m.


En este caso el objetivo es la exploración de la Galería del Hormiguero. Esta se encuentra lejos; bueno, no tan lejos de la entrada; bueno sí, un poco lejos. Vamos, “a tomar por culo” de todo. El acceso es complicado, laberíntico, etc, etc...



Una vez en este lugar, además de alguna escalada y revisión de la zona, se buscarán por el suelo unos reflectantes que podrían indicarnos la conexión con la TB41, reflectantes que  fueron arrojados por nuestros compañeros del grupo de espeleología Talpa en el último punto donde se quedaron en la exploración de la sima, y que podrían estar muy cerca de dicha galería.




¡Suerte maestros!

viernes, 22 de junio de 2012

Oferta de trabajo


Colectivo de espeleología que explora en Sistema Alto Tejuelo solicita personal para fin de semana del 30 de junio al 1 de julio de 2012.

Se precisa:

Experiencia en ascenso y descenso por cuerda, poder de regresión a la infancia para gatear, conocimientos en desatrancos y desobstrucciones, estar capacitado para adaptarse al medio imaginando ser una lombriz, tener muy alto el límite del sufrimiento y muy bajo el de la autoestima, estar muchas horas en actividad con la única alimentación de una barrita energética, conciliar el sueño a pesar de estar colgado cual crisálida, saber nadar en condiciones extremas de frío y de corriente de agua, poseer una orientación digna de un GPS, disponibilidad absoluta para cualquier tarea por desagradable que sea, venir “cagao y meao” de casa…

Se ofrece:

Contrato indefinido de dos días con posibilidad de echarte a la calle y en este caso la calle esta muy, pero que muy lejos, horas extras sin remuneración, humedad, frío, calor, barro, oscuridad total, comida a cargo del obrero, incentivos en forma de chocolatina o bien alcohol por kilo transportado, cuerdas, mosquetones y todo tipo de material común por cargo de la empresa.

Abstenerse masoquistas, aunque las condiciones de trabajo se adapten perfectamente a ellos.

Masoquista: la característica principal de estas personas es la satisfacción obtenida sufriendo dolor físico en distintos grados. 


Razón:

Si dais con el perfil y aceptais lo que se ofrece podéis dejar vuestro nombre y datos de contacto en los comentarios.

lunes, 18 de junio de 2012

Fin de semana con encanto IV: "el final"

Continuamos con el relato de la experiencia del señor del “Encanto”

Al principio de la noche, debido al agotamiento, me quedé dormido profundamente pero tras unas horas, la incomodidad de dormir en el suelo, el olor que desprendía el interior del saco y sobre todo, los ronquidos de la gente en estéreo, me desperté y decidí dar una vuelta por el dormitorio o vivac como les llamaban ellos.

El caos era increíble. ¡Ríete tu de la teoría esa! ¡Y la llaman la teoría del Caos! Seguro que salió la idea de este lugar. Todo estaba tirado por los suelos, ropa colgada en todos lados, cuerdas, mosquetones, etc…

Mirad las fotos que hice y juzgad vosotros mismos.



Esta es la mesa donde comían todos.


Sin comentarios, completamente vacía….


 La despensa son esos botes azules.


Una foto más del caos.



A eso de las 8:00 se levantaron todos y comenzaron a preparar el desayuno. Lo que más me llamó la atención era la manera que tenían de comunicarse. Tan pronto hablaban en inglés como en español como en flamenco como en francés como en otros idiomas que ni siquiera ellos entendían. Siempre estaban de buen humor, algo que, por lo visto, caracteriza a estos "seres" de las profundidades.
Como me había pasado toda la noche sin ir al baño tenía, como es lógico, mis necesidades y decidí preguntar a uno de ellos. Muy amablemente me indicó que le acompañase; un reflectante me indicaría el lugar exacto. Ni corto ni perezoso y con una gran falta de pudor ocurrió lo que veis a continuación.


Se me ocurrió sacar una foto con el permiso del susodicho para que entendáis por qué estuve estreñido todo el finde.
Me comentó algo de que él siempre necesitaba leer algo cuando estaba en el servicio y que por eso se llevaba el equipo de topo para revisar las notas. Sorprendente, ¡hasta para cagar se llevaba el trabajo! ¡Increíbles estos "personajes"!

Después de todo esto comenzaron a organizar el trabajo. Me preguntaron si quería ir con ellos a explorar, ser el primer hombre que ponía su huella en algún lugar por el que todavía no había pasado ningún ser humano... La verdad es que esa idea me sedujo: parecería un astronauta de esos que visitaron por primera vez la luna... 
Si es que soy un bocazas y me tenía que haber callado y quedado organizando todo aquello un poco.
Según los planos que yo ví y con lo detallista que soy, me fijé en la escala y me dije: “Buah, si sólo es un kilómetro”. Ya os digo, POR EXPERIENCIA, que no os engañéis. Tardamos un huevo, perdón un motón, en llegar al lugar donde nos separamos en dos grupos. Para acceder a este punto, gateé, me arrastré, escalé, bajé y LLORÉ....
Lo peor fue cuando ví desnudarse a tres de ellos... Se me caían las lágrimas como puños. No sé lo que se me pasó por la imaginación en aquellos momentos: vamos, de todo, menos lo mejor. Lo peor vino cuando comenzaron a abrir ese bote con tapa roja. Me dije: "sólo les falta sacar la vasel....." ¡Uy!, menos mal, no sacaron nada de eso; parecía que iban a bañarse para quitarse la roña de tres días. Pues no señor, tampoco. Se enfundaron otro traje de faena y, eso sí, para el agua.


Este de la foto es uno de ellos aunque particularmente peculiar (le llaman "el general", como el abuelo de Heidi a Pedro") pero al final todos forman una piña con un mismo objetivo: pasárselo bien y sobre todo, explorar.


Pensé: ¡será tonto, se lo está poniendo al revés! Pero no, resulta que aquí todo esta estudiado. Es así para no engancharse en los pasos estrechos.




Mientras, me estuvieron contando que ya habían estado aquí los días anteriores a mi visita y, como es costumbre por estos láres, escalaron, gatearon, se arrastraron y sonrieron ¡Si es que están locos estos roma… digo espeleólogos, como parece ser se llaman a sí mismos!




Una vez vestidos comenzó su tarea. ¡Uffff que frío! La temperatura media, suele ser de 8 grados y la humedad muy cercana al 100%, según me dijeron. Para calentarse y tomarse algo caliente les dejaron un hornillo y una carga de gas, que después me enteré que  estaba vacía. Esta circunstancia les sirvió de coña durante el resto de la estancia en estas profundidades. Si es que de cualquier cosa sacaban un chascarrillo para divertirse.

Los demás nos fuimos a una zona que la llaman “Los meandros marrones”.
Para llegar a ella nuevamente…. para que aburriros, lo de siempre, LLORÉ.


Nos pusimos a comer, bueno a quitar el barro para poder comer. El nombre esta bien puesto: sólo se distingue este color en nuestras prendas de vestir.


Estos son mis pies, creo que sobran los comentarios.

  
Después de perdernos, encontrarnos, volvernos a perder, etc, etc, etc, ya no sabía ni en qué lugar me encontraba. Llegamos a una zona con arena seca y, ni cortos ni perezosos, empezaron a embadurnarse cual croqueta. Por lo visto, este método es muy bueno para quitarse parte del barro. Y como siempre, tan felices como ellos mismos.


Durante un buen rato se dedicaron a limpiar el material. No, si al final resulta que son personas muy pulcras. Me contaron que en este punto del río las crecidas son tan espectaculares que llegan incluso a tapar por completo el lugar. ¡Y yo aquí tan tranquilo!
Después de no sé cuantísimas horas, llegamos nuevamente al campamento o vivac, al "magnífico vivac". Jamás había valorado  algo tanto en  mi vida...
Mi cansancio era tal que ya no sabía si subía o bajaba, si era yo mismo o algún ente venido de otra época. Nuevamente me alimentaron, me metieron en el saco (ese dichoso saco con ese olor tan peculiar, por decir algo), me acurrucaron me cantaron una nana y me dormí.
Pero en esta ocasión a eso de la una de la mañana alguien comenzó  a gritar. Ya está,  éste se ha vuelto loco después de este día de estrés. Pues no, llegaron otras dos personas, que con las indicaciones de uno de ellos, habían logrado alcanzar el "magnífico vivac" después de un día completito de aventuras y penalidades. Y dicen de algunos deportistas están hechos de otra pasta…. Ya me gustaría a mí verles aquí dentro, en este lugar "DE ENCANTO". Éstos si que son de otra pasta.
Al día siguiente... bueno, ya ni me acuerdo de lo que ocurrió.Sólo sé decir que es increíble lo que aguanta el cuerpo humano. Gracias a todos ellos logré salir de aquel infierno que para ellos resulta ser todo lo contrario.
Para colmo en el exterior lloviznaba. Pero ellos continuaban tan contentos. ¡Con ésto nos limpiamos! dijeron.
Este fue mi fin de semana "Con Encanto". Seguro que no repetiré pero estoy contento de haber conocido a estas personas que me trataron de una forma tan especial.  
Gracias a:
Walter, Raf, David, Dirk, Julia, Coves, Tubi y Miguel Ángel. También a Felipe y Lourdes que aunque conviví poco tiempo con ellos me resultaron muy simpáticos.

miércoles, 13 de junio de 2012

Fin de semana con encanto III: “La recepción”


Perdonad por la tardanza en escribir pero es que he estado dos días en cama y cuando intentaba teclear en el ordenador me dolían todas las articulaciones de los dedos. He ido al medico y, en resumen, me ha dicho que todo es debido a las agüjetas tan brutales que he padecido por un esfuerzo al cual no estaba acostumbrado.

Os cuento:

El viernes me recoge en Madrid la persona encargada de la gestión de este estupendo fin de semana que tenía planteado.
Ya de camino a Burgos, donde recogeríamos a otro señor, me voy dando cuenta, por la conversación, de que algo no cuadraba. El correo no era “… con encanto…” si no “… en el Canto…”.
Me proponen cambiar mi “Sansonite” por una saca y todo el material necesario para pasar del “encanto” al “Canto”.
Como no sé decir que no pues…. vamos a ver que sale de todo esto.
Para empezar, uno de estos señores, el de Madrid, me deja todo el material necesario que tiene por duplicado para poder realizar la actividad. Os pongo algunas fotos y sobre ellas os doy mi opinión de donde me he metido.


Paisaje verde muy verde, me gusta a mí y a las vacas.
Estos señores, que se llaman a si mismos espeleólogos, tienen obsesión por las furgonetas.
Me cuentan que la blanca pertenece a un maño que a su vez lleva a una burgalesa y a unos belgas que han venido en avión y que gracias a un cántabro que se ha ofrecido a llevarlos en su coche están ya dentro de la cueva, un total de seis personas. He dicho cueva…. Sí, sí, es que por lo visto íbamos a dormir en una.


Este es el material que me dejaron junto a una cámara de fotos.
Los donuts me los comí antes de iniciar la actividad porque me presionaron un poco que si no…..



Esto no lo entendí muy bien. Comentaban algo sobre sangre azul y roja… No se si se referiría a esos dibujos donde se ve la circulación de las venas.



Estos son mis pies. Yo pensaba que el ambiente sería otro y vine con chancletas y pantalón corto. Teníamos siete grados.


Así quedé de chulo después de vestirme.


Decían que me parecía mucho a uno de ellos pero sin saca. Yo no llevaría saca. Menos mal, porque eso tenia una pinta de pesar de cojo… Todo mi material de vivac, para dormir, me lo prestarían y el alimento me lo darían del suyo, me empezaban a caer bien estos personajes.
Otra obsesión es la de estar en todo momento comunicados con otras personas para indicar que todo estaba bien. Eso me gustaba.


En esta foto están mis dos mentores cargados como burros.
No se, parecía que todo iba a salir bien.


Esta era la tónica del paseo hasta la entrada a la cueva que estaba a tomar por cu….
Ellos me animaban diciendo que ya estaba cerca, pero yo no paraba de mirar al suelo hasta que …


La pisé….. risas….. eso trae suerte…. 


¡Qué lugar tan extraño! Nacen plantas en las paredes de las casas o cabañas como le gustaba llamarlas a mis maestros.


Bueno, esto ya era el colmo. Por el camino que teníamos que seguir estaban unas señoras vacas que nos impedían el paso.


Ante la duda de enfrentarme a ellas o no, obté por mantenerme al margen y me hice a un lado.


Después de no sé cuánto tiempo llegamos a la entrada. Me enseñaron en unas cuerdas que estaban situadas en el exterior cómo desenvolverme con esos cacharros y,…. de una patada, para adentro.
Estuve bajando y bajando por pozos interminables durante un tiempo inmemorial hasta que por fin llegué a mi destino.


Me pidieron que les hiciese una foto y con mucho esfuerzo logré subir los brazos y sostuve la cámara el tiempo suficiente para hacer este retrato.
Unos minutos después u horas, perdí la noción del tiempo además de otras muchas cosas, llegamos al lugar donde dormir. Allí me dieron un saco, que olía a …, y me metieron dentro, me acurrucaron, me cantaron una nana y me dormí. Pero qué majos son estos señores …. zzzzzz….zzzzzz…

En el próximo capítulo os cuento como fue lo que ellos llamaban “Día de exploración”.

martes, 5 de junio de 2012

Fin de semana con encanto II, preparando la maleta


Se acerca el momento. El viernes he quedado con una persona de Madrid que me llevará hasta Burgos para recoger a otros que, al parecer, también se han apuntado.

Como no estoy muy seguro de lo que poner en la maleta, les he preguntado a través de un correo y pienso que nuevamente se equivocan pues me sugieren cosas que no tienen sentido.

Os cuento.

-¿Qué tipo de maleta llevo, blanda o rígida?
- Una saca.

¡Qué coño será “Una saca”....! ¿Se podrá guardar en ella la ropa bien doblada sin miedo a que se arrugue??? ¿Tendrá compartimientos?

-     ¿Llevo toallas?
-     ¿¿¿¿¿¿ Qué es eso ?????????

No entiendo esta respuesta. Yo, por si acaso, me voy a preparar una para después de la ducha, otra para la cara, otra para los pies y una pequeña para el cul...., pues eso, para las posaderas.

- ¿Qué tipo de calzado? ¿Zapatos de calle, sandalias, chancletas...?
- Botas de agua o montaña.

No sé, no sé, no me gusta esta contestación; ¿se piensan que vamos a cuidar vacas o qué?.

- ¿Hará frío? ¿Preparo una cazadora, chaqueta, etc.? 
- Si, si, jajajaja, frío de cojones.... prepara una buena chaqueta de franela por si acaso jajajaja.

Otra respuesta sin sentido, parece que se burlen de mí; en fin, echaré mi cazadora que me costó un riñón y que abriga bastante. Espero que no se manche.

- ¿Llevo la máquina de afeitar o la ponéis vosotros?
- Sí, sí, la llevas y la enchufas a la corriente.... del río. jajaja.

A estas alturas creo que el cachondeo es ya evidente, de todas formas me llevo la maquina y las cuchillas junto con la espuma no sea que no funcione esa corriente que dicen.

- ¿Qué más tengo que preparar?
- Para alimentarse adecuadamente; Barritas energéticas, comida liofilizada y algunos frutos secos y, por supuesto, el desayuno para dos días.

No entiendo, ¿es que no esta incluido el buffet libre?

Sobre la ropa interior no he preguntado, creo que es algo personal. Yo por si acaso llevo una muda para cada día.

Bueno, creo que ya esta todo preparado. Me cuesta un poco cerrar la maleta pero bueno, me he subido en ella y al segundo empujón… he conseguido que todo esté dentro.

Me llevo una cámara de fotos. Estaba dudando entre la digital réflex de 2000 euracos o una compacta... Por si acaso, me llevo la compacta.
Ya os pondré unas fotos a la vuelta de este "fin de semana con encanto"

PD: He buscado el significado de “Turismo de Aventura” que es lo que incluyen algunos paquetes y la respuesta de Wikipedia es la siguiente;

"....es un tipo de turismo que implica la exploración o el viaje a áreas remotas, donde el viajero puede esperar lo inesperado...."

Eso de "lo inesperado"..... veremos.