SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

martes, 28 de abril de 2015

Campaña de Semana Santa 4 de 7


 "Conectar o No Conectar", esa es la cuestión.

Tanto mérito tiene el que descubre como el que persigue la unión de lo descubierto. Diría que va en gustos, ¿no?

Jordi Pérez, uno de los personajes más implicados en esta conexión, nos cuenta en primera persona las impresiones personales en este logro perseguido durante tantísimo tiempo.

Completando el puzle 

La historia de la ACE Mataró en la zona del Alto del Tejuelo empieza, hace ya más de 25 años, con la Torca de las Yeguas. Fue nuestra primera gran exploración. Entonces el conocimiento del karst del tejuelo era muy escaso, se limitaba a La Torca de Bernallan y a Las Pasadas. En pocos días recorremos las galerías principales y en un par de campañas la abandonamos por el descubrimiento de La Cueva de los Moros. Las Yeguas descansaran por un largo periodo.

Agotada la Cueva de los Moros con su conexión a La Torca de la Canal, el destino y la tenacidad nos lleva en 1999 a descubrir otra pieza del puzle entre las Yeguas y La Cueva de los Moros: la Torca del Cotero. 

 
El Cotero con las Yeguas comparte una curiosidad, tiene un nivel de grandes galerías en la cota 600 m.s.n.m. Nos decimos que tiene que tratarse de la misma cavidad. Con las topografías superpuestas vemos que están a escasos 20 metros de distancia y que entre ellas “solo” hay un caos de bloques.

 
Subestimamos ese caos de bloques, “no puede ser tan difícil cruzarlo, hay mucha corriente de aire”. Como dijo el sabio: el tiempo da y quita razones. 7 años nos ha costado cruzarlo, desde el 2008. No era tan fácil.


7 años de incontables incursiones. Por las Yeguas y por el Cotero exploramos todo lo evidente, donde piiiip está el piiip paso! Imposible dar con él. Aprovechando la precisión del DistoX, Víctor Gayol decide dar un giro que será muy importante, quiere levantar una nueva poligonal que desde la punta de las Yeguas vaya hasta el caos del Cotero, debe hacerse en un corto espacio de tiempo para minimizar el efecto del cambio de declinaciones. El resultado es que el punto más cercano se encuentra lejos de donde buscábamos inicialmente.  
Redireccionamos el objetivo, vamos a ir a por todas: en línea recta a cerrar la poligonal. Por suerte encontramos una corriente evidente en el caos de bloques y apartamos las piedras que nos cierran el paso una y otra vez, 5 entradas le dedicamos. En esta fase, se nos unen compañeros de otros clubes, en mayor o menor medida nos han ido acompañando.

El golpe de gracia lo dimos el 4 de Abril, un grupo de 13 fornidos espeleólogos de diversas procedencias nos repartimos entre las dos cavidades, 9 en las Yeguas, 4 en el Cotero. Lamentablemente no estamos todos los que querían acompañarnos, las lesiones y las enfermedades hacen mella en el equipo habitual. Por proximidad, los del Cotero llegamos antes y empezamos a remover piedras. El tapón es considerable, está debajo un bloque, trabajamos estirados, no tenemos claro por donde empezar, momento bajón. Lo primero es hacer el área de trabajo más cómoda, partimos un par de bloques grandes y los sacamos de en medio, ahora mucho mejor. Seguimos quitando piedras, la corriente de aire nos guia.



Mientras, oímos las voces del equipo Yeguas, contacto auditivo, excitación a tope, no estamos tan lejos!  Más piedras, vemos luz de frontal, contacto visual, jopé que cerca estamos! Se mete Walter, un profesional de los de verdad, que mueve piedras como nadie. En pocos minutos cabe de pie, un agujero negro del tamaño de un puño a sus pies. Kun se le acerca por las Yeguas y se dan la mano, contacto físico. Son las 15 horas y 15 minutos. Gritos y aplausos. 

 
Retiramos alguna piedra más y Piet pasa al otro lado, luego Assumpta y finalmente lo intento yo, que me llevo alguna piedra inestable por delante, seguidas de algunas que me vienen por atrás, susto mayúsculo, no me acuerdo muy bien del tramo de la conexión, voy demasiado rápido mientras oigo caer piedras por el agujero. Decidimos no arriesgarnos más, las piedras están muy inestables. Los del Cotero regresamos como Ninjas por la zona inestable, ya lo celebraremos más pausadamente en el bar.



Colaboradores necesarios.

En siete años muchos espeleologos han colaborado en las exploraciones, nombrarlos a todos es muy difícil. Gracias a todos. Seguiremos explorando juntos, todavia hay mucho por hacer.
Datos

El recorrido del Sistema del Tejuelo va aumentando rápidamente, hay varios frentes abiertos. En el momento de la conexión, sumamos 2.000 m alcanzando los 124.700 m de desarrollo. Después de las Exploraciones en la Torca de la Canal, la semana siguiente a la unión estas cifras se han quedado cortas.

La Torca de las Yeguas pasa a ser la boca número 11.


Futuro

Hay más piezas que encajan perfectamente en el puzle, Las Pasadas, Hormigas, Maxou-Pichu, Aitken, Tycho, no tenemos duda, son parte del sistema. Otras piezas se encuentran aisladas pero creemos que pueden ser parte del puzle: Cayuela, Carrera, Orcones, el Molino. Y finalmente, siguen apareciendo nuevas piezas. Que lleguen a encajar es cuestión de tiempo.


El sistema del Tejuelo avanza en extensión, como todos los sistemas espeleológicos la historia geológica le ha puesto un límite, pero aun no estamos seguros de cual es. Las redes subterraneas pueden haber cambiado a lo largo del tiempo y sistemas que hoy no parecen tener relación podrian en un tiempo haber compartido un objetivo común. El tiempo es el que da y quita razones.



En esta dirección el video de la conexión que te pondra los pelos como escarpias...
 Pincha sobre la foto
https://vimeo.com/126048673

viernes, 24 de abril de 2015

Campaña de Semana Santa 3 de 7

Los Niphargus-niños crecen exponencialmente en la espeleo de exploración.
Memorias de sus andanzas por la zona:







Salida a La Canal 7/8,  Marzo 2015



Fue uno de esos fines de semana que piensas por qué no te habrás quedado en casa…



Entre retrasos en el camino, confusiones con el material que hay abajo, y despiste de brocas, etc, no llegamos al vivac hasta las 4 pasadas de la mañana.



De los 8 que íbamos, tres fuimos a reinstalar el pozo. Desinstalamos hasta la calle, sacamos algo de material viejo y aprovechamos para comer al sol. Al volver a la acción en el primer agujero, el taladro muere: ninguna de las cuatro baterías hacía nada, así que, volvimos a bajar intalando por donde estaba. Dada la pifia, fuimos a buscar al otro equipo al laberinto….




Nos cuenta Almu lo que pasó:



Perdimos un poco de tiempo en identificar el meandro de entrada  y eso que Alba avisó que creía que el sitio  era ése. Una vez allí hubo que hacer 2 escaladas aunque por motivos varios, (un solo taladro , clase de roca , roces y demás) sólo nos dio tiempo a realizar una y dejarla en fijo. Se acercaba la hora de volver al vivac y estábamos a topo metros 0. Cuando Crispi estaba terminando de instalarlo oímos las voces de nuestros compis que volvían de los pozos y nos contaron sus desventuras …



El domingo recogida, inventario, mejoramos el aljibe y a la calle.



Fin de Semana 21/22 marzo 2015



Dos equipos de nuevo trabajando en Cantabria.



Arturo nos cuenta:






En esta ocasión fuimos a la zona Graci, Cris, Carla, Bruno, Natán y Arturo. Hicimos 2 grupos, las muyeres se fueron a revisar un pozo, la C492 y otro que había al lado. Sólo se metieron em este último y qué bien, qué buen ojo tuvieron. Tras bajar un P20 se dividía en dos pozos; uno se colmata enseguida y el otro necesitaba ensanchamiento. Tenía buena pinta: tubo blanco con corriente de aire.

 
Meandrodecristo

Mientras tanto Bruno, Natán y yo fuimos a terminar el “meandrodecristo”: faltaba por hacer una escalada de 8 metros y la topo. Tenía un desnivel de -32m y un desarrollo de unos 40m. A este agujero le metimos un puñado de horas, ya que era un meandro desfondado por el cual no se cabía y los compañeros zapadores hicieron que se pudiese pasar. Al final todo nuestro gozo en un pozo, nunca mejor dicho, jajaja.




Por la noche pasamos los puntos al ordenador donde Carretero, cena, cervezota, galletas y a dormir, que hoy fue un día duro. Lloviznaba, hacía fresco y las cuevas regaban lo suficiente para acabar con el buzo empapado.

 
Techo para los compañeros perrunos

El domingo amaneció nuboso y los buzos seguían calados del día anterior. Desayunamos varias veces y nos volvimos por la pista. En Ramales salía el sol. Hicimos una paradita en la Pared del Eco. Ahí había una pareja con un slackline puesto en la boca de Mur que daba susto al miedo. Qué pasada de momento. Continuamos el camino de vuelta con la paradita obligada en Villarcayo a echar gasolina al coche y al estómago.

 
Cooper

Animalico


El otro equipo:



Manu y yo mismo (Alboroto) fuimos a equipar por fin el pozo de entrada de una de las grandes cavidades del sistema. Además contábamos con el apoyo técnico exterior de Alba. Después del intento fallido fuimos a tiro hecho.



Despues de 6h colgados de la cuerda, montando péndulos y fraccionamientos, llegamos al suelo. Decidimos comer en el vivac tranquilamente y salimos retocando alguna cosilla; a ver si así me dan el aprobado… que yo con un 6 me conformo, ehhh.



El domingo relajadamente volvimos a Burgos.



Semana santa 2015


Jueves 2



Desde Burgos fuimos unos cuantos a esta campaña.



El miércoles 1 por la noche ya estábamos allí 8 exploradores. Al día siguiente nos fuimos al valle de La Canal a prospectar.



Alba, Alboroto, Almu y Manuel, fuimos a retopografiar una sima pendiente de hace bastante tiempo y aprovechamos a corregir coordenadas, etc. No tenía continuación y tampoco encontramos ese día nada ilusionante.




Del otro equipo nos cuenta Arturo:



Con ganas e ilusión bajamos por la arboleda a los prados del valle de La Canal para remontar un poco el lapiaz y enseguida llegamos a la boca de la C492. En esta ocasión fuimos a tiro hecho ya que la boca estaba localizada del finde pasado y anteriormente ya la habían marcado en el GPS otros compañeros del colectivo.



En una pequeña dolina había dos pozos. Bruno y Cris bajaron sin demorarse un P20, a comerse unos caramelos de menta en un tubo blanco con muuuucha humedad y corriente de aire. “Pum, pof,pum!! Abierto!!!”

 
Camarón de las cuevas

Preparando material

Mientras tanto Elena y yo mismo, Arturo, bajamos el pozo de al lado. Sonaba grande, con mucho eco pero tras una rampa de 6 metros sólo tenía un P24 muy amplio y nada más; un calcetín como tantos. Tiramos 3 puntos de topo y pa’fuera, otra pal cesto.

 
Calcetín

Nos juntamos con nuestros compañeros zapadores que habían salido a por más cuerda, para poner en el paso ensanchado. Era un meandro fósil, con formaciones, piel de leopardo, macarrones, paredes blancas…Mooooola! Bajamos unos 40 metros, con paso estrecho, pasamanos, cuidado no tires el bloque, y sobretodo aluciflipando, acostumbrados a bajar calcetines guarros sin interés.



Lagartijo

¿Pero asín o asa?


Viernes 3



Uno de los equipos baja al sistema del Alto Tejuelo.



Nos cuenta Almudena:



A  Alboroto, Manu y a mí  se unieron Javi, Lagar, Judith, Dani y Sara. Éramos una buena cuchipandi que fuimos a probar la nueva instalación en seco en los pozos que se habían currado Alboroto y Manu hace un par de findes y…algo había oído de unos péndulos. Nada más empezar toma ahí el pendulazo, juas juas…. Podía imaginar cómo se lo había pasado el rastafari  jugando con su uña correteando por las paredes. ¡Menudo titán! Bueno, llegamos al fondo y al lío. Hicimos un par de equipos y nos dirigimos hacia al laberinto Chavi a realizar unas escaladas pendientes. Alboroto, Manu, Javi y yo por un lado revisamos la parte superior de la escalada que había dejado instalada en fijo  Crispi en una salida anterior. Unos metritos de topo pero al final se convirtió en impenetrable. Manu casi plegó su fémur intentando salir.   Hacia el otro lado Alboroto se curró otra  trepadita y bueno,.... resultó  ser un  tapón de bloques que caían en la misma galería. Desde enfrente daba bastante grima ver cómo asomaba su bota encima del bloque. En el otro equipo, Lagar, Judith , Dani y Sara , hicieron una escalada que salió a zona conocida y la dejaron en fijo para revisar una ventana. Bien, parecía que continuaba, recogimos achiperres y nos  fuimos. Javi, Dani, Sara, Lagar y Judith salieron a la calle y nosotros nos fuimos pa’ nuestro vivac, ¡Aay dulce hogar! …



El equipo “exterior”, al día siguiente, Cris y Alba fueron al lapiaz a revisar un pocete que habíamos visto el día anterior. Fueron sólo 8metros. Por la tarde dimos un paseíto por la arboleda, vimos cosas que no habíamos visto antes: acostumbrados a pasar por ahí cargados como mulos, ir sin carga era una maravilla.



Sábado 4



En el sistema pasaba esto….



Fuimos a desinstalar la escalada del laberinto y revisar la ventana y… ¡Oh, sorpresa!, salimos a zona conocida otra vez. Estaba claro, esta cueva nos vacilaba. Aun así fue un bonito paseo. Después nos dirigimos a otra escalada pendiente en la galería bonita y je, je, el rastafari acabó….  ohh ¡¡¡ en la galería grande otra vez. Pues ala,  fuimos pa’yá  en otro delicioso paseo a cerrar poligonal, ya que no todos cabíamos por el paso de conexión. En esta galería, al fondo del laminador, vimos dos pozos pendientes de revisar. A la vuelta, yendo hacia el vivac, el pozo de la sala de entrada quedó revisado: unos 50m de bonito pozo.



Y en el exterior…

 
Están locos estos humanos

Volvimos al meandro del jueves. En esta ocasión tiraron delante Bruno, Cris y Javier, un nuevo compañero de aventuras. Mientras tanto Regina y yo fuimos detrás haciendo la topo y alguna foto. El meandro continuaba. Buscando la parte alta consiguieron seguir progresando, haciendo pasamanos aéreos y demás putaditas.




Todo iba bien hasta que se toparon con una pequeña colada en el meandro colgado que parecía ser que tenía la garganta seca, así que, le prometimos unos caramelos de menta para el siguiente finde.

 
Cooper, Bruno, Carla, Cris, Arturo.

Cris bajando al meandro.

Javier en el meandro.

Regina.


Por la noche bajamos a cenar al camping con los compañeros belgas, catalanes, madrileños…



Domingo 5



Nos levantarnos con calma, desayunamos, recogimos y  pozo para arriba. Ya en la carretera nos esperaba Alba que por motivos de salud no entró pero nos hizo de espeleotaxi, así da gusto!. Por la tarde fuimos al albergue de Calseca donde nos recibieron con las mejores noticias, la conexión de Yeguas. Felicitaciones a los currantes que llevaban ahí 25 años dándolo todo!



El mismo domingo volvieron para burgos parte del equipo y otros nos quedamos de comité de bienvenida para la nueva oleada de exploradores que llegaban a Cantabria desde tierras aragonesas para darle el último empujón a esta campaña. Con ellos hicimos una cenita de celebración en el camping.



Muchas gracias a todos por compartir vuestro tiempo, afición, conocimientos, información y por supuesto las cervezas de después. Danke / Merci 



Sábado 11



Al siguiente finde volvimos a la carga!



El viernes por la noche ya estábamos en el albergue dando guerra. Después de las buenas noticias de los compañeros que se pasaron 5 días bajo tierra, cenita, risas varias y todos a la cama.



El sábado un grupo se fue a la C180, Arturo y Bruno nos cuentan:



A las 7:30 a.m. sonó el despertador en Calseca y empezamos a abrir el ojo Arturo, Cris, Carla, Cooper, Graci y un servidor (Brunete). El señor Poyo y el señor Lobo ya nos estaban esperando. Se habían pegado el madrugón para llegar desde Burgos.



Nos dirigimos a C180, que la teníamos equipada del finde anterior y, como lo prometido es deuda, le llevamos caramelitos de menta para que despejara el gargajo y pudiera respirar mejor.





Pues a lo dicho: Cooper y yo fuimos a ensanchar, Cris y Carla a cambiar un pasamanos un poco expuesto (akakak), Arturo, Graci y Poyo a cerrar incógnitas y seguir con la topo, y el Lobo,… ay el pobre Lobo, no pasó de la primera estrechez.




Ensanchamos, nos colamos y parecía que continuaba. Repisa a metro y medio,” estrechez meandrosa estrecha”, otra repisa a 4 metros,  pozo de 22 m y llegados a este punto, no encontramos continuación, topo hasta aquí y salida desinstalando. De momento -99 m y 296 m de desarrollo.



Cuando llegamos a la cota -40 más o menos, nos dimos cuenta de una chimenea que tenía buena pinta, pero ya eran las 20:30 p.m. y nos estaban esperando afuera.




Hubo por tanto un cambio radical de planes: de tener que acarrear todo el material laderas arriba a dejar media cueva equipada, yuuuppiiiiii!!!!



Después de 12 horas de curro minero, nos recibieron en el albergue con una generosa parrillada. Muchas gracias!!!



El otro grupo fuimos a revisar unos tubos horizontales vistos desde el camino el dia anterior.



Marcamos 7 u 8 “SI” y exploramos 4 ó 5 simas en un ambiente totalmente lúdico-festivo, con siesta al sol en los praos incluida.



Recogimos más o menos pronto y preparamos una parrillada (gracias Almu) para acabar la campaña como se merece!



El domingo nos fuimos todos para casa unos antes y otros después de comer y limpiar algo de material.

martes, 21 de abril de 2015

Campaña de Semana Santa 2 de 7

 
CONSTRUCCIONES DE CUEVAS CALSECA, S.A.



Jueves 2 de abril

Para calentar motores nos dirigimos a la zona común de Bustablado con un propósito ya definido: la desobstrucción de algunas entradas descubiertas en el anterior pateo. Como cabía esperar, no faltaron participantes en el evento que fueron progresivamente incorporándose a lo largo de toda la jornada. Para comenzar Jordi Carretero y Fernando, los principales accionistas de la empresa, Sara y Dani, los nuevos entusiastas exploradores que se enfrentaron a sus primeras desobstrucciones, Lagar y Judith, los experimentados exploradores que se incorporaron al final del día para dar un empujón a una de las cavidades pendientes y, cómo no, Mercedes y yo, Miguel Ángel, de quienes no tengo mucho que decir, pues ya lo conocéis todo ;-)
 


La C 901 nos dejó más perplejos que resueltos. Es la típica cavidad cuya corriente de aire no mantenía una dirección fija: a veces soplaba, a veces aspiraba…No podríamos asegurar, a ciencia cierta, el por qué de este acontecimiento. Lo cierto es que Jordi se fue abriendo camino con gran maestría sacando piedras y más piedras hasta escuchar la caída de algunas de ellas en la lejanía. Evidentemente parecía que se trataba de un pozo. En ese momento, Fernando, su socio, hizo acto de presencia y se puso manos a la obra quitando de allí y poniendo del otro lado. El caso es que apareció el esperado agujero como por arte de magia, con su aire de salida y un rayo de sol Oh, Oh, Oh,  que entraba por la boca y llegaba hasta su base, ¿se podía pedir más? Pues sí, que continuara. 


 

En pocos minutos Dani recibió un curso teórico-práctico sobre colocación de Multimontis y, seguidamente, comenzó primer descenso exploratorio. No obstante, tras colocar un nuevo fraccionamiento, a los pocos metros llegó al fondo y, nada de nada. Mira concienzudamente todas las posibles ventanas mientras asciende pero el aire parecía que se lo había tragado la tierra…Nos sugirió que bajásemos por eso de la experiencia, para asegurarse de que no se le había pasado nada. Desde luego confiábamos plenamente en él pero yo no me resignaba a aquel fin así pues, me vestí de romano y bajé. Miramos, excavamos y lloramos nuestra frustración. Sólo había aire en la cabecera del pozo posiblemente creada por la forma acampanada del mismo y la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior. 
 




Desesperados decidimos abordar una nueva cavidad, la C 900. Fernando y Jordi se marcharon. El resto comenzamos la desobstrucción mientras esperábamos la llegada de Lagar y Judíth.

En un principio no era más grande que una conejera y, al igual que en el anterior, se apreciaba una pequeña corriente de aire. Después de que Dani propinase varias patadas a los bloques de piedra existentes para que cayesen a un pozo de unos 5 m, seguidamente Lagar, cuyo nombre aún no sé con qué guarda relación pero casi puedo imaginármelo, en un abrir y cerrar de ojos, cuando menos cuenta quisimos darnos, se metió en el agujero y, tras una pequeña ayuda y un ligero corte en la mano, llegó al fondo, pero una vez más, “na de na”
 


Frustrados dimos una vuelta por los alrededores localizando otro agujero soplador que quedó pendiente para otra ocasión. Decidimos dar por finalizada la jornada pero el destino cambió de nuevo nuestras expectativas: un nuevo agujero negro nos atrajo hacía sí, obligándonos a contratar nuevamente a “Construcciones de cuevas Calseca, S.A.”


Viernes 3 de abril 


Este día se hicieron dos grupos: uno de ellos, cuya historia se reflejará próximamente en este blog, se dirigió a La Canal. El otro formado por Jordi C. Jordi P.,  Asumpta, Víctor, Patchu, Mercedes y yo, decidimos inspeccionar la parte noroeste de la zona común, caracterizada, como puede apreciarse en la foto aérea, por sus dolinas que salpican implacablemente el paisaje.


 
Se localizaron algunas torcas en principio sin demasiado interés en las que Patchu se desfogó tras un tiempo de inactividad. Lo mejor, como siempre, sucedió al final del día cuando uno de los paisanos nos indicó la existencia de un pozo de unos 50 m en su finca, hablándonos incluso de la presencia de otros también relativamente cercanos.