SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

lunes, 25 de abril de 2016

Semana Santa 3 de 3

Dirk nos cuenta lo acontecido en un lugar de Cantabria de cuyo nombre no quiero acordarme.


Eran poco más de las ocho cuando comenzamos la subida en dirección al Alto de Bustablado. En la entrada de la cavidad nos pusimos nuestros aparejos y rápidamente descendimos los pozos.

 
El progreso en el interior, algo incómodo. No obstante, a pesar de ello, a las once nos situábamos al final de "Las Hijas del Pez". Comenzamos las labores de desobstrucción en un punto ya visualizado en las incursiones anteriores: Se trataba de un estrecho pasaje de roca de unos dos metros que parecía ensancharse en su parte final.


En esta ocasión Eolo debía estar dormido. Su respiración leve y pusilánime nos dejó en poco tiempo como "Gorilas en la niebla": El humo entraba en la gatera y salía a los cinco minutos impidiéndonos los trabajos. Sin embargo sabíamos que no podíamos desistir; nuestra persistencia dio sus frutos y a las tres de la tarde nos situábamos en el primer objetivo: el famoso ensanche que resultó ser un desfonde del suelo.



Al otro lado, tras otro estrecho pasaje, llegamos a un meandro perpendicular al tubo que requirió también de varios rompepiedras.
Piet y yo conseguimos meternos pero desistimos en el último obstáculo. Es posible que físicamente se lograse pero la cabeza nos hizo meditar más la situación: Si por algún motivo no se pudiera seguir progresando por toda la gatera teniamos serias dudas que pudiese efectuarse el retroceso en sentido contrario. Eran necesarios un "Walter", un "Alboroto" o un "Miguel" como herramientas de un equipo para casos como el que nos estábamos enfrentando.
El día, merecido, acabó en una gran cena en la cabaña de Antonio, todo ello impregnado con algunas botellas de vino...

Exploradores: Piet, Luc y Dirk.
Horas empleadas: 12

Seguro que volveremos.

 

lunes, 18 de abril de 2016

Semana Santa 2 de 3

En estos días que como todos los años viene siendo un acontecimiento habitual, se han realizado entradas a diferentes cavidades, algunas ya conocidas como pertenecientes al Sistema Alto del Tejuelo y otras, conociendo de antemano su intima relación.

Tras pernoctar durante varias jornadas en una de ellas además de la constante y ardua labor de desobstrucción realizada en otro de los grandes sueños de nuestros exploradores finalmente se han conseguido topografíar unos 5.000 m., pendientes aún de su procesado.

Todavía no sabemos qué es lo que nos deparará el futuro pero lo que sí tenemos claro es que ésto sólo es el principio: el funcionamiento de nuestros equipos se encuentra en una situación de máximo rendimiento y no parece que ésto vaya a tener fin.













martes, 12 de abril de 2016

Semana Santa 1 de 3

Exploraciones por la zona del Alto del Tejuelo a cargo de los Niphargus-niños y no tan niños ;-)

SEMANA SANTA POR EL VALLE DEL MIERA by Elen

Salimos el jueves después de comer, como rayos, todos puntuales. Pasamos a por el Pollo a Gredilla, ¡otro loco más que se suma! Con cierta incertidumbre de furgos, sin saber el sitio que va a haber allí para aparcar.

¿A dónde vamos y a qué? Tampoco lo tengo muy claro. Llegamos y el pollo ha perdido la tapa de la batería del casco.

Pero parece que huele a verde y a pala de kuxu…¡Cantabria seguro! Calseca, a la vieja escuela que lleva Jordi como albergue.

Nos repartimos entre literas y furgos, cenamos…y a las 8.15h como hora clave, a buscar bocas con un GPS de monte y a hacer cosas pendientes. Prao arriba, prao abajo. Pero no todos los días van a ser “el día”, y hoy parece que todo se ha torcido un pelín…el GPS anda desviado 200m., pero no se sabe exactamente hacia donde, y parece que los agujeros de interés se han escondido junto con el sol. También se puede decir que nadie se ha torcido ni roto nada, no hemos perdido nada, que nos hemos encontrado con tres chicas volviendo que hemos adoptado; y Adrián ha sufrido la herida de su mano en silencio. Ah, el calimocho y las sopitas de ajo de la noche también han salido bien. Eso, y el arreglo del GPS al mil enésimo intento desesperado, con ayuda de nuestro huésped. 



Arriba a la hora clave, se va gente y viene gente. Y nos sale buen día. Hoy sí parece que vamos a hacer algo. De nuevo prao arriba, prao abajo; pero nos ha cundido. Elena, Alba y Regi, hoy han instalado; la cursillista ha topografiado…y Bruno, pues, a la paciencia. 



Tres agujeros hemos investigado, y parece que uno pide que volvamos otro día. Hemos hecho fotos, visto la boca del averno en alguno de tantos prados; y nos ha sobrado día para de nuevo prao arriba ver la cueva del Moro, y prao abajo tomar una cañita. Pequeñita, pero con un lago dentro donde se ha bañado la Zorbi, Y un espectáculo de cine de una tormenta de primavera…Y esperando a los valientes que salen esta noche de la cueva y parece que traían hambre y sed porque tardan en llegar, hemos montado un polipasto, debatido, cenado, pasado fotos, pasado medidas…hasta la Zorbi está cansada. 



Así que domingo con la calma, pero a ver cosillas mientras volvemos: la cascada del Alto Asón, la increíble de la Gándara que ha cubierto el paseo, etc. Y de after en Gredilla, antes de volver a la realidad.
Por cierto, gracias a los fotografos Bruno González, Elena Tomé y Regina Araico.